jueves, 14 de febrero de 2013

CONCURSO DIKSI LOVES YOU!!- GANADORA

Hoy es San Valentín, y como estamos enamoradas de la firma DIKSI, esta marca os quiere premiar con el vestido más romántico de su colección.
Este vestido puede ser vuestro...




BASES

- Tenéis dejar un comentario en esta entrada contando como os enamorasteis de la marca DIKSI (historia real o ficticia) y vuestro email ( los comentarios sin email no entrarán en concurso porque es imposible localizar a la persona que lo deja)
- Ser fan de Diksi facebook y twitter y seguidoras del blog Mad for Fashion.

La ganadora será la respuesta más original y María Parra (la diseñadora de DIKSI la elegirá entre todos vuestros comentarios)

Tenéis de plazo hasta el lunes 18 de Febrero a las 20:00 y el miércoles anunciaré la ganadora.

¿CÓMO TE ENAMORASTE DE DIKSI?


¡¡¡SUERTE!!!



MARÍA PARRA, diseñadora de DIKSI ha decidido que el comentario que más le ha gustado ha sido el de LUZ:

marialuzgirba@gmail.com


Maria Luz Girba (FB)

Me crié en un taller de costura, mi tía y mi abuela cada tarde después de comer, se reunían a coser vestidos maravillosos mientras tomaban café con malta en tazas de porcelana... Yo jugaba con los botones, las puntillas preciosas, los lazos de raso, la seda y los trocitos minúsculos de organza, éstos eran los que más me gustaban.

Un día, ví por Internet un vestido que me recordó todo el encanto del taller de costura, con ese toque romántico y vintage que tenía la casa de mi tía Bú y sus figurines... Era de DIKSI.

Me lo pensé mucho y, al final, me decidí a comprar. Y cuando llegó mi paquete... Thank goodness!! Me sentaba como un guante... Desde hoy, siempre que puedo... Visto de DIKSI!!!


ENHORABUENA!!!

¡Gracias a todas por participar y por los comentarios tan ingeniosos que habéis dejado!


43 comentarios:

Anónimo dijo...

Recuerdo el dia que me enamoré de DIKSI tan femenina, tan delicada. La miraba y no podía apartar los ojos de ella...no me atrevía a entablar una relación por miedo al rechazo. Así un dia tras otro, hasta que me armé de valor y...entré en la tienda y acaricié su ropa.

No me defraudó el amor que habia sentido por ella...al contrario cada dia me reafirmo más en este amor.

ssusana.sanchez.molina@gmail.com

laura f dijo...

al ver su web on line por casualidad quede "prendada" por la diversidad de prendas que disponia, todas ellas con un colorido y unas formas perfectas para una chica como yo, a la que le gusta ir elegante pero chic y siempre con un toque de delicadeza que aportan los cortes tan bien trabajados que he apreciado.
Looks perfectoa pra cualquier ocasion que apuestan por la originalidad y la dulzura.
¡Me encanta!

laura f dijo...

SE ME OLVIDABA :)

latika en FB y twitter
ojosnegroslfc@gmail.com

VOGUECITA dijo...

DIKSI y yo nos conocimos en verano. En la playa como tantos y tantos romances! En una pequeña tienda encantadora, yo buscaba algo especial... y aquel vestido buscaba a alguien que le quisiera! salimos juntos de la tienda... y nuestra relacion siguio durante todo el invierno, y me presento a su familia, ropa encantadora toda ella... han pasado 4 años...!! el sigue estando en mi armario y DIKSI en mi corazon!!!
Feliz San Valentin
Besos
VOGUECITA
http://voguecita.blogspot.com

sissuka dijo...

Hola¡¡¡

Que magnífica idea...

Yo conocí Diksi un día que paseaba por el bosque, encontré a Alicia en el País de las maravillas celebrando un Showroom de Diksi, vestidos de cuento...pastelitos y té por todos los sitios...En ese momento ví un vestido rosa con lazos que venía hacia mí...fue un amor a primera vista...desde entonces todo mi armario está repleto de Diksi y olores ricos, a vainilla, a campo, a sueños....

En FB: Lara Martin
Twitter: sissuka
Email: sissuka@gmail.com

Muackss

el armario de miluca dijo...

Ooooooooh!qe maravillosa oportunidad.....yo me enamoré de diksi viendo un programa en televisión....en el se explicaba el comienzo de esta firma tan femenina y romantic....desde entonces soy super adictiva a la marca y me encantan sus colecciones....este vestido es de dulceeee!
el armario de miluca
gorinoemi@hotmail.com

Sonia Soler dijo...

Recordáis el cuento de la cenicienta? Pues eso me pasó a mi. Al ponerme mi vestido de Diksi, me sentí especial,como una princesa...porque lo soy!
Eso sí...no faltó quien me quiso destronar ;)

http://www.facebook.com/photo.php?fbid=387595941297079&set=t.508223563&type=3&theater

Sonia Soler

soniasoler@gmail.com

blog of new technologies by Noe Vera dijo...

Hola mi historia tras la búsqueda de la moda más dulce y especial fue (aunque no os la creáis de la siguiente manera...) Tras la búsqueda de esos diseños que te hacen única y que sacan el perfil más dulce de cada una... yo decidí hablar con mi abuela ya que viendo y viendo fotos antiguas, si que los diseños los cuales me gustaría conseguir rememoran un poco los outfits de eras más antiguas... yo veía fotos de cuando era pequeñita y decía... ¿qué habrá sido de esos cuellos tan tan monísimos?? ¿dónde poder rescatar esa moda??, pues fui a ver a mi abuela, la cual me enseñó fotos y entre las dos empezamos a diseñar cómo sería esa moda que tan difícil se podía localizar... tras esto empecé a visitar innumerables comercios de moda hasta que un día (por casualidad) pasé a una tienda de mi ciudad y al ver su escaparate me quedé perpleja!!! ¡encontré lo que buscaba, mi medio yo!! íncreible, pasé a la tienda y pregunté cual era el nombre de esas preciosidades de prendas y me lo facilitaron, DI K SI!! a partír de ahí me he convertido en la fan nº1, y mi armario respira aire Vintage! tengo muchos de vuestros diseños, encantada de conoceros, a mi abuela la tenéis loca también quee lo sepáis!! =), dice que cada vez que me ve vestida así se le ilumina la cara, le encanta! Agradecida sin duda. maría buen trabajo eres un genio de la moda!
email:
martin.noe.90@gmail.com

Anónimo dijo...

Conocí Diksi por casualidad husmeando por internet y me encantó, tanto que rapidamente elejí uno de los vestidos para la boda de mi mejor amiga. Era el vestido Dulce en color azul oscuro. Realmente triunfó y con él conocí al que es ahora mi chico allí en la boda! Asi que siempre será un vestido especial para mi.
Mi última adquisición Diksi ha sido el vestido Jilin en negro y rosa, no deja a nadie indiferente.
Ya estoy deseando conocer la colección primavera verano! Un saludo!

Isa de la Peña
@isa_dlpv
idlpv@hotmail.com

Anónimo dijo...

La primera vez que entre a la tienda de mi amiga Raquel (NINETA)Me di cuenta que DIKSI iba a ser MI FIRMA FAVORITA y que me iba a acompañar en todos mis eventos... Enseguida me vino a la mente un poema de Mario vargas Llosa, se llama "todas las flores del desierto" ... todos los vestidos,blusas y complementos de Diksi son ideales para todas las mujeres... os pongo un trocito del poema: Todas las flores del desierto están cerca de la luz. Todas las mujeres
bellas son las que yo he visto, las que andan por la calle con abrigos
largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonríen cuando las
miran. Sin medidas perfectas. Las mujeres más
bellas esperan el autobús de mi barrio. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carmín.

Las flores del desierto son las mujeres que tienen sonrisas en los
ojos, que te acarician las manos cuando estas triste, que pierden las
llaves al fondo del abrigo, las que cenan pizza en grupos de amigos y
lloran solo con unos pocos, las que se lavan el pelo y lo secan al
viento. Las bellezas reales son las que toman cerveza y no miden
cuantas patatas han comido, las que se sientan en bancos del
Parque con bolsas de pipas, las que acarician con ternura a los perros que se acercan a olerlas. Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz...
Diksi es adecuada para todas las mujeres para todas las flores del desierto...Seguir siendo tan especiales! <3 raquelcliment@hotmail.com Raquel FB

Anónimo dijo...

La primera vez que me enamore de DiKsi, fue en la tienda de mi amiga Raquel (NINETA) desde ese día, me dí cuenta que iba a ser mi FIRMA FAVORITA y que me iba a acompañar en todos mis eventos y momentos especiales de mi vida... Enseguida me vino a la mente en poema de Mario vargas Llosa "todas las flores del desierto" os pongo un trocito :Todas las mujeres bellas son las que yo he visto, las que andan por la calle con abrigos largos y minifaldas, las que huelen a limpio y sonríen cuando las miran. Sin medidas perfectas. Las mujeres más bellas esperan el autobús de mi barrio. Se pintan los ojos como les gusta y los labios de carmín.
Las flores del desierto son las mujeres que tienen sonrisas en los ojos, que te acarician las manos cuando estas triste, que pierden las llaves al fondo del abrigo, las que cenan pizza en grupos de amigos y lloran solo con unos pocos, las que se lavan el pelo y lo secan al viento.


Las bellezas reales son las que toman cerveza y no miden cuantas patatas han comido, las que se sientan en bancos del parque con bolsas de pipas, las que acarician con ternura a los perros que se acercan a olerlas. Las que huelen a mora y a caramelos de regaliz.
Las mujeres hermosas no salen en revistas, las ojean en el medico, y esperan al novio ilusionadas con vestidos de fresas. Y se ríen libres de los chistes de la tele, y se tragan el fútbol a cambio de un beso...Las colecciones de Diksi es para todas las mujeres, todas son flores del desierto...Muchas gracias por crear colecciones tan especiales.Un beso Raquel Climent raquelcliment@hotmail.com

Luz dijo...

marialuzgirba@gmail.com
Maria Luz Girba (FB)
Me crié en un taller de costura, mi tía y mi abuela cada tarde después de comer, se reunían a coser vestidos maravillosos mientras tomaban café con malta en tazas de porcelana... Yo jugaba con los botones, las puntillas preciosas, los lazos de raso, la seda y los trocitos minúsculos de organza, éstos eran los que más me gustaban.
Un día, ví por Internet un vestido que me recordó todo el encanto del taller de costura, con ese toque romántico y vintage que tenía la casa de mi tía Bú y sus figurines... Era de DIKSI.
Me lo pensé mucho y, al final, me decidí a comprar. Y cuando llegó mi paquete... Thank goodness!! Me sentaba como un guante... Desde hoy, siempre que puedo... Visto de DIKSI!!!

Luz dijo...

marialuzgirba@gmail.com
Maria Luz Girba (FB)
Me crié en un taller de costura, mi tía y mi abuela cada tarde después de comer, se reunían a coser vestidos maravillosos mientras tomaban café con malta en tazas de porcelana... Yo jugaba con los botones, las puntillas preciosas, los lazos de raso, la seda y los trocitos minúsculos de organza, éstos eran los que más me gustaban.
Un día, ví por Internet un vestido que me recordó todo el encanto del taller de costura, con ese toque romántico y vintage que tenía la casa de mi tía Bú y sus figurines... Era de DIKSI.
Me lo pensé mucho y, al final, me decidí a comprar. Y cuando llegó mi paquete... Thank goodness!! Me sentaba como un guante... Desde hoy, siempre que puedo... Visto de DIKSI!!!

montse brea dijo...

Te encontré por casualidad buscando estilismo para un post, y me encanta el look.
el vestido es increible!
tienes nueva seguidora ;P
muakiss

www.gabriellemode.blogspot.com

NOELIA DE LA ROZA dijo...

Como todo romance, fue una amiga las q nos presentó una bonita tarde de verano. Estábamos de compras, entramos en un tienda y fue un flechazo. Allí estaba taaaan tierno, taaaaan dulce, taaaan SENCILLO A LA PAR QUE ELEGANTE, con aquella mirada tAAAan INOCENTE y dije si tengo una boda SERÁS MÍO. Y así fue, en aquella boda fuimos el centro de todas las MIRADAS, nadie nos quitaba el ojo de encima. Noooormal pq con un vestido tan PRECIOSO ES DIFICIL PASAR DESAPERCIBIDA !!

COLORIN COLORADO EL CUENTO SE HA ACABADO

noeroza@hotmail.com

Lola V dijo...

Nicomiau87@gmail.com
Lola v
me encanta!

veronica dijo...

Diksi y yo nos conocimos en La Bella Easo. Un sólo cruce de miradas bastó para arrebatarme el corazón. Aquel maniquí me atraía, aquel maniquí era yo, ese vestido tenía que ser mío. Entré en aquella tienda, ¡Dios mío!en"persona"era más maravilloso todavía! me lo probé y supe que estaba perdida...ese vestido resumía todo aquello que yo era, todo lo que quería ser, me sentía femenina, real y sin artificios. De esto hace ya dos años y seguimos caminando y creciendo juntos, temporada tras temporada!

Verónica Ruiz Gómez
veritito70@hotmail.com

Feliz día a tod@s!

NERE dijo...

Mi historia con Diksi fué un amor a primera vista!!! Le conocí en un garito de moda, un sitio alternativo, el paráiso de toda princesa...aquel lugar estaba lleno de prendas y complementos, todos ellos ideales...pero allí apareció Diksi en forma de vestido!!!

Me quede enamorada de su dulzura, su autenticidad, su ternura, su estilo, su personalidad...era justo eso que llevaba buscando durante mucho tiempo, por fín encontré el love en forma de prenda para mi cuerpo de princesa!!!

Mi primera cita en aquel probador no la olvidaré jamás, la conexión y el feeling que sentí al verme con Diksi fue brutal, inolvidable...despertó en mi sensaciones que hacía mucho no sentía, me hizo verme bella,cómoda,única...es decir, una princesa feliz y radiante!!!

Desde entonces soy fiel a Diksi, me encanta porque no deja de sorprenderme con sus colecciones,sabe como cuidarme y arroparme en todas las estaciones, siempre me hace sentirme perfecta y nunca me falla, es lo más fiel que he conocido. En las ocasiones especiales, juntos somos la estrella del momento, esa que desprende magia y está llena de luz!!!!

Diksi sabe tratarme como una princesa, hace que me sienta especial y segura...por eso, cuándo me miro al espejo y le veo ahí junto a mí, siempre le digo: "Diksi mio, eres único, eres mi love prenda eterno, el protagonista de mi armario", "A la moda pongo por testigo que nunca faltarás en mi armario,Diksi simplemente te necesito en mis días, gracias por existir"

I love you Diksi !!!!

Nerea Arteatx

mi correo: agapimu18@hotmail.com
Nerea.arteatx@gmail.com

Ana DeBlogs dijo...

Ohhh, no tengo twitter, no peudo participar. Suerte a todas!

kelika dijo...

de Diksi me enamoro su encanto, originalidad, su aire vintage y sobre todo su calidez.
email:kelika.71@hotmail.com

Sarai dijo...

Hola guapa!!

Es un vestido super dulce!!

Un besote!!

Anónimo dijo...

Una mañana de San Valentín, hará justo un año y como todas las mañanas decidí abrir el Facebook. Di tal respingo en la silla que casi me caí. ¿Pero qué demonios…? Aquella foto del perfil no era la mía. ¿me habría metido sin querer en otra cuenta? No. El nombre era el mío.El caso es que la chica de la foto sí era yo. Pero con un corte de pelo que no había llevado nunca. Jamás habría consentido en cortarme tantísimo el pelo. Y, en la imagen de portada, en lugar de aquella foto tan graciosa que había tomado en el zoo de Madrid de unos mandriles oliéndose el culo, tenía una de mi misma subida a un escenario con un vestido romántico, en tonos rosas y rodeada de algodones de azúcar y pastelitos de nata. No es que me quedara mal. De hecho, me quedaba condenadamente bien, pero ¿cuando diantres me habían hecho aquella foto?, ¿me habrían colado algún psicotrópico en el café? Hasta donde yo sabía, sólo le había echado sacarina.
Decidí indagar tal misterio, investigando entre el resto de fotos almacenadas. Y para mi sorpresa descubrí que en todas ellas aparecía yo misma, en diferentes situaciones, pero siempre con el mismo modelo de ensueño en tonos rosas de la portada: en la boda de mi prima Ana, de paseo por las calles de Paris, en la cena de cumpleaños de Ignacio, leyendo un libro en los bancos del Palacio de Miramar… ¿cómo era posible? Aquellas fotos habían sido tomadas en fechas y años totalmente diferentes. Y que yo supiera jamás había tenido un vestido de tal belleza en mi fondo de armario. ¿acaso alguien se estaba burlando de mi?

Salí disparada hacia mi ropero, con el fin de autoconvencerme de que, efectivamente no me había vuelto loca y que aquel vestido que me tenía hipnotizada aún no formaba parte de mi vestuario, de que todo era un engaño de alguien. Pero en el fondo deseaba fervientemente encontrar aquel traje de Cenicienta y comprobar que, efectivamente, me sentaba como un guante, tal y como aparecía en las fotos. Ansiosa abrí la puerta del armario y rebusque entre todos los rincones posibles, sin hallar mi objeto de deseo.

Completamente desanimada por mi fallida búsqueda abri la ventana para airearme y ordenar mis ideas. En San Valentín parece respirarse un olor diferente por las calles y fue precisamente el dulce y penetrante olor a algodón de azúcar lo que hizo que me girara de repente. ¿de dónde provenía? Creía estar sóla en casa.

Como el perro que sigue una huella, salí de la habitación rastreando el olor del objeto dulce y rosa que aparecía en mi nuevo y extraño perfil del vestido rosa. Quizás una nube de azúcar fuera lo máximo que mi realidad iba poder semejarse a aquellas fotos misteriosas.

Al llegar al salón, sobre la mesa, mi sorpresa fue mayúscula. Cientos de pétalos abarrotaban el suelo de parqué. Infinidad de velas rosas se fundían entre algodones de azúcar estratégicamente situados, formando un pasillo que conducía hasta una enorme caja con forma de corazón. La abrí temblorosa, con el corazón aún encogido por la emoción… y ahí estaba: era él, el vestido rosa que llevaba ocupando mi mente todo el día y que se había convertido en mi objeto de deseo.

Una nota cayó de entre las suaves telas:

“Aunque el tiempo pase seguiré ahí para ti; viviremos juntos los momentos más emocionantes, los más dulces y también los más cotidianos de nuestras vidas. Tú sólo DI K SI.”
“Pd: sé que te gustará; pero sobre todo sé que estarás tan guapa con él como apareces en las fotos que yo mismo, para comprobarlo, he retocado y añadido esta mañana en Facebook.”
goyagoia@hotmail.com

irune dijo...

Una mañana de San Valentín, hará justo un año y como todas las mañanas decidí abrir el Facebook. Di tal respingo en la silla que casi me caí. ¿Pero qué demonios…? Aquella foto del perfil no era la mía. ¿me habría metido sin querer en otra cuenta? No. El nombre era el mío.El caso es que la chica de la foto sí era yo. Pero con un corte de pelo que no había llevado nunca. Jamás habría consentido en cortarme tantísimo el pelo. Y, en la imagen de portada, en lugar de aquella foto tan graciosa que había tomado en el zoo de Madrid de unos mandriles oliéndose el culo, tenía una de mi misma subida a un escenario con un vestido romántico, en tonos rosas y rodeada de algodones de azúcar y pastelitos de nata. No es que me quedara mal. De hecho, me quedaba condenadamente bien, pero ¿cuando diantres me habían hecho aquella foto?, ¿me habrían colado algún psicotrópico en el café? Hasta donde yo sabía, sólo le había echado sacarina.
Decidí indagar tal misterio, investigando entre el resto de fotos almacenadas. Y para mi sorpresa descubrí que en todas ellas aparecía yo misma, en diferentes situaciones, pero siempre con el mismo modelo de ensueño en tonos rosas de la portada: en la boda de mi prima Ana, de paseo por las calles de Paris, en la cena de cumpleaños de Ignacio, leyendo un libro en los bancos del Palacio de Miramar… ¿cómo era posible? Aquellas fotos habían sido tomadas en fechas y años totalmente diferentes. Y que yo supiera jamás había tenido un vestido de tal belleza en mi fondo de armario. ¿acaso alguien se estaba burlando de mi?

Salí disparada hacia mi ropero, con el fin de autoconvencerme de que, efectivamente no me había vuelto loca y que aquel vestido que me tenía hipnotizada aún no formaba parte de mi vestuario, de que todo era un engaño de alguien. Pero en el fondo deseaba fervientemente encontrar aquel traje de Cenicienta y comprobar que, efectivamente, me sentaba como un guante, tal y como aparecía en las fotos. Ansiosa abrí la puerta del armario y rebusque entre todos los rincones posibles, sin hallar mi objeto de deseo.

Completamente desanimada por mi fallida búsqueda abri la ventana para airearme y ordenar mis ideas. En San Valentín parece respirarse un olor diferente por las calles y fue precisamente el dulce y penetrante olor a algodón de azúcar lo que hizo que me girara de repente. ¿de dónde provenía? Creía estar sóla en casa.

Como el perro que sigue una huella, salí de la habitación rastreando el olor del objeto dulce y rosa que aparecía en mi nuevo y extraño perfil del vestido rosa. Quizás una nube de azúcar fuera lo máximo que mi realidad iba poder semejarse a aquellas fotos misteriosas.

Al llegar al salón, sobre la mesa, mi sorpresa fue mayúscula. Cientos de pétalos abarrotaban el suelo de parqué. Infinidad de velas rosas se fundían entre algodones de azúcar estratégicamente situados, formando un pasillo que conducía hasta una enorme caja con forma de corazón. La abrí temblorosa, con el corazón aún encogido por la emoción… y ahí estaba: era él, el vestido rosa que llevaba ocupando mi mente todo el día y que se había convertido en mi objeto de deseo.

Una nota cayó de entre las suaves telas:

“Aunque el tiempo pase seguiré ahí para ti; viviremos juntos los momentos más emocionantes, los más dulces y también los más cotidianos de nuestras vidas. Tú sólo DI K SI.”
“Pd: sé que te gustará; pero sobre todo sé que estarás tan guapa con él como apareces en las fotos que yo mismo, para comprobarlo, he retocado y añadido esta mañana en Facebook.”
goyagoia@hotmail.com

irune dijo...

Una mañana de San Valentín, hará justo un año y como todas las mañanas decidí abrir el Facebook. Di tal respingo en la silla que casi me caí. ¿Pero qué demonios…? Aquella foto del perfil no era la mía. ¿me habría metido sin querer en otra cuenta? No. El nombre era el mío.El caso es que la chica de la foto sí era yo. Pero con un corte de pelo que no había llevado nunca. Jamás habría consentido en cortarme tantísimo el pelo. Y, en la imagen de portada, en lugar de aquella foto tan graciosa que había tomado en el zoo de Madrid de unos mandriles oliéndose el culo, tenía una de mi misma subida a un escenario con un vestido romántico, en tonos rosas y rodeada de algodones de azúcar y pastelitos de nata. No es que me quedara mal. De hecho, me quedaba condenadamente bien, pero ¿cuando diantres me habían hecho aquella foto?, ¿me habrían colado algún psicotrópico en el café? Hasta donde yo sabía, sólo le había echado sacarina.
Decidí indagar tal misterio, investigando entre el resto de fotos almacenadas. Y para mi sorpresa descubrí que en todas ellas aparecía yo misma, en diferentes situaciones, pero siempre con el mismo modelo de ensueño en tonos rosas de la portada: en la boda de mi prima Ana, de paseo por las calles de Paris, en la cena de cumpleaños de Ignacio, leyendo un libro en los bancos del Palacio de Miramar… ¿cómo era posible? Aquellas fotos habían sido tomadas en fechas y años totalmente diferentes. Y que yo supiera jamás había tenido un vestido de tal belleza en mi fondo de armario. ¿acaso alguien se estaba burlando de mi?

Salí disparada hacia mi ropero, con el fin de autoconvencerme de que, efectivamente no me había vuelto loca y que aquel vestido que me tenía hipnotizada aún no formaba parte de mi vestuario, de que todo era un engaño de alguien. Pero en el fondo deseaba fervientemente encontrar aquel traje de Cenicienta y comprobar que, efectivamente, me sentaba como un guante, tal y como aparecía en las fotos. Ansiosa abrí la puerta del armario y rebusque entre todos los rincones posibles, sin hallar mi objeto de deseo.

Completamente desanimada por mi fallida búsqueda abri la ventana para airearme y ordenar mis ideas. En San Valentín parece respirarse un olor diferente por las calles y fue precisamente el dulce y penetrante olor a algodón de azúcar lo que hizo que me girara de repente. ¿de dónde provenía? Creía estar sóla en casa.

Como el perro que sigue una huella, salí de la habitación rastreando el olor del objeto dulce y rosa que aparecía en mi nuevo y extraño perfil del vestido rosa. Quizás una nube de azúcar fuera lo máximo que mi realidad iba poder semejarse a aquellas fotos misteriosas.

Al llegar al salón, sobre la mesa, mi sorpresa fue mayúscula. Cientos de pétalos abarrotaban el suelo de parqué. Infinidad de velas rosas se fundían entre algodones de azúcar estratégicamente situados, formando un pasillo que conducía hasta una enorme caja con forma de corazón. La abrí temblorosa, con el corazón aún encogido por la emoción… y ahí estaba: era él, el vestido rosa que llevaba ocupando mi mente todo el día y que se había convertido en mi objeto de deseo.

Una nota cayó de entre las suaves telas:

“Aunque el tiempo pase seguiré ahí para ti; viviremos juntos los momentos más emocionantes, los más dulces y también los más cotidianos de nuestras vidas. Tú sólo DI K SI.”
“Pd: sé que te gustará; pero sobre todo sé que estarás tan guapa con él como apareces en las fotos que yo mismo, para comprobarlo, he retocado y añadido esta mañana en Facebook.”
goyagoia@hotmail.com

lalocamaria_@hotmail.com dijo...

Conoci esta marca por casualidad, ya se que es una marca que esta en boca de todas las amantes de la moda , pero para mi era una desconocida , tuve la oportunidad de conocer sus prendas y complementos con ese estilo particular femenino y naif con un punto vintage con sus particulares cuellos , plisados ,talles altos y sus estampados coloridos , alegres con lazos , motivos naif y quede rendinda a sus pies desde ese momento me tiene enamorada y no es rara es la temporada que algunas de sus prendas se vienen conmigo para inundar mi vestidor de encanto y buenas vibraciones , con la ropa de Diksi me siento como una dulce princesita, salgo a la calle con entusiasmo y de mejor humor, desde luego sus prendas tienen algo especial , que no sabria muy bien como explicar, simplemente hay que probarlo y despues ya no lo podras dejar escapar te habra atrapado en su encantadora red de feminidad e inocente sensualidad.
lalocamaria_@hotmail.com

Maria dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SILVIA M dijo...

Di K Si y yo una sola cosa,esta diseñado para mi,es con la marca quemas me identifico.
silviamcapandegui@hotmail.com

CARMEN FLORES RUIZ dijo...

Mi historia es muy senculla pero a la vez muy bonita, al menos para mi. Soy maestra y el penúltimo día de clase, la mamá de uno de mis peques me invito a tomar un cafe e ir de tiendas. tras una tarde magnífica me enamoré de un vestido que ví, un precioso modelo de DKSI. Al día siguiente, encima de mi mesa había un paquete y en su interior el vestido. A día de hoy es una de mis mejores amigas y pudo seguir disfrutando de mi enano. Ese día no solo gane un precioso vesito de DKSI (Por cierto lo usé en la graducaión), sino que gane una marevillosa amiga.

Mi correo es: carmentata8@hotmail.com

Ana Navarro dijo...

Lo mio fue amor a primera vista, hay una tienda en mi ciudad que tiene esta marca, cada día pasaba por su escaparate y veía los vestidos y pensaba... "tengo que pasar a probármelos" pues dicho y hecho, pasé, me probé y me llevé, ahí comenzó todo... y está tan afianzada nuestra relación que para la boda de mi hermana lucí mi última adquisición RAMITA, precioso, cómodo y elegante, que os voy a contar yo a vosotras que conocéis la marca, lo mejor de todo es que mi hermana, la novia, también iba con un vestido precioso de diKsi MAY WONG, el vestido de su boda, su vestido de novia, ella también se enamoro de él y hasta que no lo conseguimos no paramos. Seguir así, estoy cieguita de amor!!!!!!

anavarrocas@hotmail.com

Mai dijo...

buenos días!
Yo me enamoré de la marca al ver un vestido precioso en un escaparate, no me pude resistir a entrar y comprarlo!
Gracias por el concurso, mi mail es maiederss@hotmail.com
facebook Mai S. Sobron
Twitter MSaSo

Beatriz Varas dijo...

En mi caso fue un amor a través de Internet. No conocía la marca hasta que la vi en un blog. A primera vista tenía tan buena pinta que lo siguiente fue meterme de lleno en su página web, a conocer mejor la marca, sus diseños... y caí rendida. Era el comienzo de la temporada otoño invierno 2012, y andaba ya asustada con los colores oscuros y grises que se empezaban a echar encima. Descubrir diKsi fue un soplo de aire fresco, nada de tonos apagados ni diseños monótonos sino lazos, colores brillantes, ropa llamativa...simplemente me encantó...

Espero impaciente la nueva colección para seguir enamorandome!!

beatriz_varas@hotmail.com

Beatriz Varas

(en twitter bevami@bedesva)

Beatriz Varas dijo...

y en este blog seguidora con la cuenta varasbeatriz@gmail.com

tawarwen dijo...

Todavía me parece un sueño, cuando este invierno cansada de siempre lo mismo decidí dar una vuelta por otra parte de mi ciudad que no suelo frecuentar. Mi primera sorpresa fue una pequeña tiendecita cuyo escaparate me enamoró. La dulzura de aquel vestido hacia que no pudiese apartar la mirada ni un instante, lo tenía todo en una única pieza. Así que me arme de valor y decidí entrar, no podía dejar pasar una oportunidad así. Al entrar, la dependienta, una chica con mucho estilo se dirigió a mi, le pregunté por la pieza del escaparate y ella sonrio y se dirigió al perchero donde allí estaba y me ofreció probarlo, y por supuesto no me pude negar. Me lo coloque y me mire al espejo, no pude contener las lágrimas al verme, aquel vestido sentaba como un guante!!! Era lo que yo quería!! Dulce, agradable, sencillo, pero no pasaría desapercibido. En ese momento decidí que tenía que ser mío. Con el en la mano me dirigí a pagar, allí en caja pregunté a la dependienta que marca era, y ella contestó DiKSi. Desde entonces DiKSi forma parte de mi vida y de mi armario.

Correo:silviaamador112@gmail.com
Facebook: Silvia Amador Domenech
Twiter:@silviaamador112

Elviajedesofi dijo...

Hola!
Esta es la historia de amor con la que quiero concursar:

Fue amor a primera vista.
Ahí estabas entre Amandas, Xias y Abeelys. Pero solo quise probarte a ti: Akame.
¡Radiante, frente al espejo!
Ya no quise despegarme de ti y nos fuimos juntas de la tienda, a recorrer Madrid.
Desde entonces, ha habido otros… vestidos pero contigo guardo el recuerdo de la emoción del primer encuentro.


Seguidor del Blog Mad for fashion: monica.ferreiro
Seguidor en Facebook: http://www.facebook.com/monicaferreiro
Seguidor en Twitter: https://twitter.com/elviajedesofi

Elviajedesofi dijo...


Lo siento, se me olvidó el mail del comentario de Mónica Ferreiro:

info@elviajedesofi.com o monica.ferreiro@ono.com

Anónimo dijo...

Hi there! This is my first cοmment here so I ϳust wanted to giѵе a quіcκ shout out аnd tell you I truly enjoy rеading thгough your blog posts.
Can you recоmmenԁ any other blogs/websiteѕ/forums
that cover the ѕame subϳects? Thanks!



Loоk at my homepage; dumpster rental ct

Alicia Fernández dijo...

Me enamoré de DIKSI precisamente por este blog. El 23 de agosto de 2010 vi la entrada con las fotografías de la colección Otoño-Invierno 2010/2011, una delicia parisina, y me envié un correo electrónico en el que el asunto era el nombre de la marca. Recuerdo perfectamente una de las fotos: de fondo el excepcional Sena y la Torre Eiffel, a la izquierda una chica con un estilismo delicado, muy favorecedor, paseando a un perro de orejas enormes. La falda con péplum de color azul marino, combinando con la boina con pompón y los leggins, la chaqueta de punto rojo carmesí con un fruncido rosa en el cuello, como las tiras de los puños, las bailarinas con el lacito… Vaya, un conjunto finísimo. ¡Y así surgió el amor! Después yo tuve que poner de mi parte, claro, como en todas las relaciones, y mi armario comenzó a llenarse de ropa exquisita: el pichi con bolsillos en forma de corazón, la gabardina de cuello Peter Pan, la blusa de florecillas azules y rojas con la que conocí a otro de mis amores, el vestido babydoll de terciopelo con puntilla en el fondo… En fin, toda una “riquiñez” de telas elegantes con detalles impecables. Y es que DIKSI, sobre todo, es especial, distinta, y cuando las cosas se hacen con gusto y cariño a los clientes se les transmite la intención. ¡Muchas gracias por existir!

aliciafdezrguez@gmail.com
(https://www.facebook.com/alicia.fernandez.104)

Alicia Fernández dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mad for Fashion dijo...

Perdonad q no haya publicadi antes los comments!!!

Anónimo dijo...

Cuantos años pasaría por aquel pasaje, pensé durante muchos años que algún día podría comprarme alguno de esos vestidos que adornaban aquel precioso escaparate. Todos los jueves que visitaba la ciudad, me sentaba frente aquella tienda, aprovechando la escapada de los trabajadores al mediodía, para adorar sin vergüenza aquella preciosidad de vestidos. Me imaginaba que cuando fuese mayor conseguiría tener en mi armario uno de esos vestidos de DIKSI. Han pasado tres meses del primer día que me atreví a entrar a por mí vestido, por fin tenía dinero para comprarme uno! Desde entonces lo tengo puesto en un maniquí en mi habitación, cada mañana me levanto, lo veo en mi poder y deseo que haga buen día para ponérmelo, lucirlo y presumir de él. Cada vez que me lo pongo me siento como una princesita, todas deberíamos sentir esa sensación. Fue tal maravillosa la sensación que sentía mi cuerpo con aquel vestido, que decidí ahorrar y ahorrar para conseguir más prendas tan especiales, y ha día de hoy cuento más prendas de DIKSI, cuatro prendas delicadas, diferentes y especiales ocupan un lugar privilegiado en mi armario, me encanta abrirlo, verlo tan colorido, y apreciar que al final con esfuerzo he conseguido un sueño que comenzó en la adolescencia.

Me encanta DIKSI

leonor_sanchez22@hotmail.com

Chica dijo...

Empiezo por lo importante, en fb soy Quienseloqueda Chica, en twitter @quienseloqueda y os sigo en el blog como Chica, mi mail es chicacestlamour(@)gmail.com
Me enamoré de Diksí un día que llovía, me sentía triste (no recuerdo el motivo) y, de repente, vi un escaparate lleno de color y de alegría, los estampados de un vestido me robaron una sonrisa. A partir de ahí mi ánimo cambió, igual que el día: salió el sol.

Anónimo dijo...

Cuantos años pasaría por aquel pasaje, pensé durante muchos años que algún día podría comprarme alguno de esos vestidos que adornaban aquel precioso escaparate. Todos los jueves que visitaba la ciudad, me sentaba frente aquella tienda, aprovechando la escapada de los trabajadores al mediodía, para adorar sin vergüenza aquella preciosidad de vestidos. Me imaginaba que cuando fuese mayor conseguiría tener en mi armario uno de esos vestidos de DIKSI. Han pasado tres meses del primer día que me atreví a entrar a por mí vestido, por fin tenía dinero para comprarme uno! Desde entonces lo tengo puesto en un maniquí en mi habitación, cada mañana me levanto, lo veo en mi poder y deseo que haga buen día para ponérmelo, lucirlo y presumir de él. Cada vez que me lo pongo me siento como una princesita, todas deberíamos sentir esa sensación. Fue tal maravillosa la sensación que sentía mi cuerpo con aquel vestido, que decidí ahorrar y ahorrar para conseguir más prendas tan especiales, y ha día de hoy cuento más prendas de DIKSI, cuatro prendas delicadas, diferentes y especiales ocupan un lugar privilegiado en mi armario, me encanta abrirlo, verlo tan colorido, y apreciar que al final con esfuerzo he conseguido un sueño que comenzó en la adolescencia.

leonor_sanchez22@hotmail.com

Ana DeBlogs dijo...

Enhorabuena a la ganadora!

Blog Widget by LinkWithin